Control sobre nuestras emociones

Mientras escuchaba a Alejandro Sanz y su coro “si hay dios seguro sabe de emoción” Recuerdo la noche anterior mientras conducía mi auto hacia mi casa en la cual me surgió un sentimiento, sin razón ninguna consiente, el cual refería a uno de tristeza y depresión. Pero entendía totalmente que la mejor manera para despejar algo que no entiendo o no conozco su raíz es aprendiendo de el siendo un total observador. El sentimiento entonces se quedo sin energía mental lo cual lo hizo mermar. Muriendo en el mismo momento en que me bebe me sonreía por el hecho de haber llegado a mi hogar.

Nosotros tenemos total control sobre la manera en que las emociones afectan nuestras vidas. Están cuando nos controlan nos montan en una montana rusa de felicidad y tristezas. Científicamente se ha demostrado que nuestro cerebro tiene un ciclo en donde existen momentos de pasividad y actividad en cual procesos químicos suelen afectar nuestros estados de ánimos. Por tal razón sin ningún motivo podemos tener sentimientos los cuales no entendemos su procedencia. De igual manera la sicología ha probado que palabras claves de en nuestro inconsciente puede activar procesos mentales que nos pueden traer también estos sentimientos inexplicables.

Algunos maestros del misticismo nos dicen que la mejor manera para trabajar estos sentimientos inexplicables o explicables es la observación del sentimiento sin identificarte con el sentimiento. Ósea si analizar el por qué ni buscar la solución de este. Otros referentes sin embargo hablan de la búsqueda de otro punto que pueda cambiar el momento presente en el que están viviendo algo que le cambie la emoción como un recuerdo positivo, música relajante o alegre o algo en el paisaje que lo distraía de lo que está sintiendo.

El observar el sentimiento es un tipo de meditación en el vacio ya que la actividad mental debe de estar ausente para que pueda trabajar. Para que la energía se disipe. Ya que en la conciencia no existe la desarmonía que es la causante de estas emociones negativas. Acceder a la conciencia solamente es posible si existe una reducción en la actividad mental mundana.

Así que la próxima vez que sientas que algún sentimiento negativo te invade sin saber por qué. Relájate y siente. Eso le quitara la leña al fuego de la emoción, extinguiéndose y dejando florecer dentro de ti un estado de paz y centra miento. Que crecerá mientras hagas esta práctica una de valor cotidiano. En tu cielo ya no habrá nubes no habrá razón por la que debe llover.
0