Podemos comer carnes y a la vez ser ambientalista?

Cuando nos sentamos en la sala a consumir alimentos de una dieta basada en carne mientras miramos en la televisión un documental como “THE INCOVINIENCE TRUE” sentimos profundamente que los causantes de todos estos cambios son todas razones externas a lo que comemos. Pero quizás la realidad sea otra.

Que pensaríamos si cortáran 55 pies cuadrados de bosque y tiraran 2,500 galones por el drenaje, probablemente pensarías que es una atrocidad contra el medio ambiente, pues para darte luz eso es lo que haces cada vez que comes pavo, pollo, pescado, puerco o carne estas malgastando recursos y destruyendo el medio ambiente.

Para alimentar estos animales para el consumo humano se usan un 70 por ciento del grano y cereal que se produce para mantenerlos solamente vivos a los animales. Pero no significa que sea para engordarlos. Y de todo este 70 % solamente una pequeña fracción de las calorías que consumen se convierte en la comida que consumimos.

En un reporte mayor que se le entrego a las Naciones Unidas que resumia la devastación que crea la industria de la carne. Reflejaba que era una de las primeras tres causas del la degradación ambiental y que era un problema local que escalaba hasta ser global. Este estudio proponía que cualquier política sobre la degradación de terreno, cambios climáticos, contaminación del aire, escasez y contaminación de agua, además de la perdida de la biodiversidad. Tenia que ser considerado la industria de la carne como un mayor factor para encontrar soluciones y politicas para resolver estos problemas

80 por ciento de la tierra de los estados unidos se utiliza para criar animales de consumo. Además esta industria esta tomando parte de nuestra energía no renovable. Por otra parte los animales de consumo producen 130 veces mas excremento que toda la población de los estados unidos y ellos tienen sistema de tratamiento de aguas negras. Lo cual las fincas donde se producen estos animales no tienen y que al saturar la tierra llega por corrientes subterránea a los acuíferos contaminándolos, además del aire y la tierra en donde se crían.

Así que cualquiera que demande carne es su mesa es 100 por ciento responsables de todos estos efectos. Solo me resta preguntar. ¿SE PUEDE COMER CARNE Y SER ECOLOGISTA? Contésteme usted querido lector.
0