El EJERCICIO DE LA PAZ INTERIOR

Paz interior donde se encuentra? Poniendo la fe en otros? Apostando la fe en lo que no vemos? Apostándole a la suerte? Donde se encuentra esa paz mental. Todos la hemos saboreado en algún punto de nuestras vidas. En alguna situación especial. Entrando o saliendo de circunstancias. Pero en algo podemos estar de acuerdo esa paz interior viene de adentro de nosotros. Sin importar que nos haga mirar dentro o aquietarnos para sentir ese sentimiento de paz que viene de adentro.


Pero la pregunta sería como tener esa paz interior mucho más tiempo y no tan accidental. Entendiendo que es lo que nos da paz. Que nos libera por unos minutos de las preocupaciones, el hacer, el movimiento, las expectativas. Que nos da la libertad por algunos minutos. Algunos dirán la música suave, mirar un paisaje, una escena hermosa, impresionante que nos deja sin respirar. Pero el denominador común es que en todas hay segundos de silencios de dejar de pensar, de absorberse en el instante.


La vida es una montana rusa que a veces estas arriba y otras veces estas abajo. Todo sucede de manera repentina y sin aviso. Todo sucede en una armonía que para el hombre es imposible entender. A la cual damos muchos simbolismo del por qué sucede. Una que hemos tratado de manejar y cambiar a nuestro antojo. Sin darnos cuenta que en eso perdemos nuestra paz. En la búsqueda de complacernos nuestros deseos, de ser lo que el otro quieren, de amar en dependencia. Todo eso está lleno de procesos mentales que nos alejan de la paz. De esa paz sin motivos llena de libertad.


Pero la paz se puede encontrar diariamente de tal manera que se podría expandir por toda una vida. Cómo? Creando las condiciones para ello. A través del silencio, el cese de pensamientos, la observación, la quietud y lo más importante el hacernos responsables de lo que nos sucede sin buscar culpables ni en el cielo ni en la tierra, ni salvadores ni en el cielo ni en la tierra si no dentro de ti. Aquellos que buscan encontrar y expandir su paz mental. Le brindare una técnica simple para que puedan experimentar la paz y el amor dentro de la meditación. Dejando claro que siempre tiene que haber un esfuerzo con relajación para empezar a experimentar esta paz.



Busque un área en silencio donde se sienta cómodo y nadie lo interrumpa. Busque una silla con espaldar donde pueda mantener su columna derecha.

Habrá un poco las piernas de manera que se sienta cómoda y pueda mantener una postura con la columna derecha. Meta la barbilla o el mentón de manera que quede perpendicular con el suelo. Ponga sus manos hacia arriba con intención de recibir descansando sobre sus piernas. Respire unas cinco veces profundamente de manera que la exhalación sea la parte más larga y que cuando la valla ejecutando valla relajando su cuerpo empezando por los pies hasta llegar a la cabeza. Cuando ya relaje su cuello hasta cabeza manteniendo la columna derecha y mentón adentro. Entonces sienta como que una cuerda de nilón lo hala hacia arriba. Luego siga su respiración contando las inhalaciones como una unidad y las exhalaciones como otra. Sienta como el aire llena sus pulmones y como se vacían. Manténgase concentrado en esto observando como la mente sigue en movimiento y trayéndole cosas fuera del presente. Observe y respire y cuente. Con veinte minutos empezara a sentir un cambio en toda su condición mental. Y lo más importante grandes vestigio de esa paz que anhela.


Hacer esta práctica diariamente por solo veinte minutos en la mañana y antes de dormir lo mantendrá ekilibrad@. La práctica constante la llevara a sentir estos mismos estados durante su día cotidiano. La meta es poder llegar a una hora por sección en seis meses y aprender a meditar de igual forma mientras camina, guía, lacta, etc... Esto es el primer pasó para poder llevar la paz por dentro. El otro paso es aprender a aceptar las experiencias de la vida. Pero de eso luego hablaremos….La vida es buena!!!!

0