El espíritu y el alma son iguales.

Hemos escuchado muchas veces de las almas gemelas. Pero al analizar lo que el alma es. La probabilidad de que algo así exista literalmente es menos probable. El alma puede realmente ser uno con el otro? Para mí no. Diría que puede tener una gran afinidad con otra alma. Pero por la información y experiencias que lo componen es poco probable que esto sea cierto. Que dos almas sean gemelas .Es tan poco probable como el de encontrar dos personas iguales.

 
 

El alma es el vehículo o el enlace entre el cuerpo y el espíritu. Es el cofre que recolecta toda la información de nuestras experiencias, gustos, deseos, reacciones, recuerdos, intelecto, cultura y mucho más de esta vida y vidas pasadas o futuras. Como saberlo? Al sonar nuestra alma sigue siendo ese vehículo del espíritu. Tenemos sentido de lo que somos de como pensamos. Nuestra realidad existe como individuo aunque nos hayamos desligado del cuerpo material por algunas horas. En nuestras horas de vigilia podemos tener grandes realizaciones de que realmente somos nuestra conexión con el universo y con todos. Esto solo podría ser experimentado conscientemente con la intervención del alma que nos enlaza con información solo accesible al espíritu. El alma es el vehículo de esa chispa divina que es nuestro espíritu. El alma solamente es el enlace entre lo divino y lo terrenal. El testigo y experimentador de nuestra evolución. Expresando nuestros espíritu en muchas maneras. Olvidando y recordando lo que somos, parte del espíritu universal en el juego eterno de las energías.

 
 

El espíritu solo es, no existe división. No tiene una forma determinada individual es la fuerza activa de todas las cosas y además es la fuerza pasiva de ellas. Es el observador. No existe espíritu separado. Es uno que se manifiesta a través de muchas almas a través de la creación. Experimentando infinitas cosas que se sienten unidades separadas pero que no lo son. El espíritu es la existencia, todo lo que es, Dios o Diosa. Ese el gemelo de todos. No juzga. No entiende de maldad, ni de bondad. Es puro amor. La ausencia de dualidad totalmente. Y solo lo podemos expresar, cuando la mente expresión del alma, deja expresar el espíritu. Cuando los pensamientos cesan. Cuando somos solo conciencia experimentando la existencia de nuestro espíritu. Con una mente tan clara como un cristal que pueda reflejar algo mas allá de su entendimiento. Eso que llamamos Dios.

0