El Silencio, Solo Dios habita en el!

El silencio es Dios. Es tan sencillo como eso pero lo podemos complicar si les gustan las cosas complicadas. Cuántas veces hemos estado frente una caída del sol que nos ha hecho olvidarnos de nosotros que los pensamientos no fluye que solo estas en total presencia. Esa grandeza que hace que desaparezca es Dios pero lo puedes percibir en ese momento por que necesitas algo indescriptible impactante para que ese efecto se haga presente con toda potencia y llegues a un estado alterado de conciencia. De la conciencia que aun no tienes acceso.

Pero basado en ese ejemplo imagínate que puedes llevar ese estado a todo lo que haces que puedes observar a Dios en todo lo que haces que ese silencio imperturbable no permita que ningún pensamiento de sufrimiento o euforia te hagan abandonar ese silencio. Que por ello un sentido de bienestar de estar enamorado con todo se ancle para siempre. Tan trasformador que toda palabra que mencionas, toda acción lleva esa vibración. ¿Cómo lograrlo? La vida nos da muchas oportunidades. Nos llegan maestros, leemos sobre algún taller de cómo aprender a meditar. En la esquina dan yoga. Todas esas oportunidades están para aquel buscador sincero solo tienes que atreverte. ¿Tú te atreverás? ¡Puede ser la aventura más intensa que jamás hallas vivido!

0