Que es el ego y como eliminarlo

Este artículo esta dividido en 2 partes, la primer expone que es el ego, en la segunda se hablara del aspecto practico de la eliminación del ego.

Según la definición bajo los preceptos de la metafísica “El ego” es una constante recomposición psicológica de la realidad; es, por tanto, falsedad (engaño). Cada pensamiento es compuesto por energía en forma de vibración, indiferentemente de su origen, estado o intención (buena o mala). Momento a momento día a día el ego desarrolla estados psicológicos que son reflejados o afectan nuestra relación habitual. El ego se encuentra en cada pensamiento y se esconde en toda las acciones que tomamos. Solo cuando trabajamos por subir nuestro nivel de conciencia y reducir la influencia del mismo (EGO) logramos identificar y disminuir su influencia; observando la situación posteriormente obtenemos control de lo que esta ocurriendo.

El ego es una división y se produce porque implicamos energías que crean naturalezas divisoras. Todo es creado con dos propósitos, con dos energías (hombre y la mujer). El real ser y el ego so ejemplo de esto. Es obvio que como individuo no nacemos conscientes de los procesos de la autorrealización, o de los parámetros que facilitan o limitan al ego.

En cada vertiente psicológicos, metafísica y o espiritual vemos que las enseñanzas identifican métodos por la cual podemos lograr la eliminación del ego. Muchos Maestros y eruditos en el tema han explicado bajo diversos puntos de vista este argumento. La necesidad de eliminar todos y cada uno de nuestros egos o yoes (defectos psicológicos) es necesaria hoy mas que nunca. Todos queremos encontrar la auténtica felicidad y la tan esperada paz interiores.

El énfasis puesto en esa “muerte psicológica” de nuestros egos, puede resultar llamativa para el estudiante esoterista o para el amante de la psicología contemporánea. Todos estamos acostumbrado a que se nos hable de amor, paz, felicidad. Pero de lo contrario solo algunos estamos acostumbrados a recibir comentarios en el ámbito de la necesidad de eliminar aquello que nos limita y impide que lo mejor de cada uno de nosotros pueda ser descubierto.

Ahora los que han estudiado estos temas en las diferentes doctrinas filosóficas, medicas o practicas saben la importancia de la eliminación del ego. En lo religioso o espiritual tanto los textos judíos del cabala, budistas e hinduistas como también las enseñanzas cristianas esotéricas o sufíes insisten en este punto. En la medicina muchos en el pasado y hoy nos hablan que todos los que aspiramos al desarrollo y al máximo uso de nuestras habilidades, o los que de esta forma buscamos la alta espiritualidad debemos practicar como lo hicieron tantos Maestros antes que nosotros. El ego es lo que nos previene a descubrir nuestro real potencial. Usemos la analogía del Cristo cuando el mismo expulsa y castiga a los mercaderes del templo. Esos mercaderes simbolizan los diferentes egos y sus efectos; el efecto de dichos controlan las acciones y nuestra misma personalidad.

El V. M. Samael Aun Weor nos explica:
Recordemos que para cultivar nuestra tierra interior, debemos primero eliminar la mala hierba, debemos enterrar profundamente el arado, removiendo aquello que debe ser removido y eliminando lo que debe eliminarse. Sólo así nuestra siembra dará buena cosecha. Y según nos afirman las mismas enseñanzas cristianas, el vino nuevo, aquel que es producto de la transmutación, no se echa en odres viejos (los viejos esquemas en los que se apoya el ego).

Como todo en esta vida el trabajo que se presenta en este articulo es arduo y difícil. Y la teoría siempre es más fácil que la practica. La desintegración de nuestros defectos (odios, miedos, ignorancia) esta técnica propone un trabajo constante y permanente que demanda nuestra mejor actitud, perseverancia y voluntad en cada esfuerzo. Somos quien decimos querer ser cuando demostramos en los momentos difíciles con nuestras acciones lo que somos. Todos los días podemos liberarnos de la dualidad que nos afecta, sólo a través de este trabajo el ser humano se libera, y consigue la auténtica felicidad y paz.

Les pido aquellos que predican el amor, la alegría, la paz, que practiquen esta práctica.
Recuerda, las palabras unen, las acciones transforman; El amor se siente, las palabras se escuchan. La muerte psicológica es la plataforma por donde los estudiantes de la metafísica construimos aquel edificio de preceptos, acciones y valores. El amor es uno de los materiales por los cuales edificamos estos edificios o templo alegóricos.

La disolución de todos esos Agregados Psíquicos constituye el Ego mismo. El ego se precipita si sabemos aprovechar hasta el máximo cada experiencia o aun en la peor de las adversidades que nos distinguen. Los difíciles gimnasios psicológicos en el hogar o en la calle o en el trabajo, nos ofrecen siempre las mejores oportunidades para mejorar quienes somos.

No estamos diciendo que este trabajo es solo anhelar por el logro de muchas virtudes. El control de los defectos es superficial y esto solo nos lleva a otro estado irreal que es temporero y que nos lleva al fracaso. Solo la eliminación nos permite mejorar. Gente, observemos el mundo, lo que nos esta afectando, lo que nos sucede, lo que estamos haciendo.

Cambios superficiales de nada sirven, necesitamos con urgencia observar, evaluar y cambiar; Comprensión es lo primero, eliminación lo segundo... recuerda las palabras son bonitas las acciones nos transforman.

Vidvan

0