El Karma no Juzga Sucede

Cada ves que identificamos lo que le sucede a alguien como Karma las personas suelen relacionarlo con el hecho de que estamos diciendo que es una mala persona, que lo que le es peor que le hizo mal a alguien o porque es mala persona. Aunque esto pudiera ser verdad no significa que tuvo que haber sido en esta vida cuando cometió la infracción. Pudo haber sucedido en una de las existencias anteriores a esta y tiene que aprender a través de la experiencia en esta lo que quizás ayudo a experimentar a otra en algún momento.

El karma es un instrumento de evolución para nuestra alma que su única función es el impulsarnos a realizar cuando estamos separados a la cualidad del amor. El aceptar esto es una de las llaves de poder acceder a la cualidad del amor, el negarlo por las razones que sean es entrar en dualidad. El karma es necesario para poder argumentar en un Dios justo y poder explicar la desigualdad que todas las vidas exhiben unas con otras en las experiencias que les tocan vivir.

 Existe otra definición de Karma que es cuando tomamos acción de las cosas consciente, de que no somos el que hacemos somos el que experimenta. Esta pone otra idea mal percibida de que es el libre albedrio. ¿Realmente tenemos control sobre las cosas que vamos a experimentar o solo podemos escoger la manera en que percibimos y realizamos lo que experimentamos?

 El Karma tiene su contraparte lo que llamamos el Dharma. El Dharma es aquellos beneficios que hemos creado para nosotros con nuestros actos. Por ejemplo nacer en una familia con comodidades o tener la asistencia de un maestro espiritual que te sirve de guía para poder entender estas leyes universales y poder mantener un ritmo evolutivo más acelerado. Pero al final el percibir estos Dharmas con el entendimiento preciso y de la manera adecuada dependerá de la manera en que podamos entender las leyes que regulan la realidad percibimos.

Hemos visto entonces que nuestra mente dual ha creado otros significados a la palabra Karma. El cual afecta a todos los seres humanos en esta existencia en mayor o menor magnitud como instrumento de evolución. Así que cuando alguien nos recuerda que el Karma está afectando la vida a alguien no percibamos que son palabras de juicio o que estamos deseando algún tipo de castigo al otro. Es la ley universal de causa y efecto para el bien de la evolución de las almas.


0