La Ansiedad de los Niños Indigo





¿Tienes idea de cuán dificil sería estar en tu cuerpo con la memoria del futuro que te espera? ¿Alguna vez de pequeño(a) tuviste memorias de adulto? 


Si no tuviste las experiencias imagina lo siguiente: 


"Eres una niña de cinco años que tuvo un sueño, en su sueño su barriga llevaba un bebé adentro. El bebé necesitaba salir y entonces alguien rompio tu barriga y sangre salia para sacar al bebé. Habían personas vestidas de blanco alrededor tuyo, gente que parecía doctores. Entonces despiertas pero solo eres una niña." 



Esto es lo que a diario los niños indigo viven. Tienen constantes recuerdos de otras vidas como adultos, como niños, como otras especies y en otros planetas. Sin embargo, son solo niños en esta existencia, en este plano. Lo más dificil para estos niños es ser concientes de lo que vienen a hacer en esta vida y saber que conocen más de la vida que sus padres pero no ser comprendidos. A diario me encuentro en situaciones como madre de un indigo que no sabria qué hacer si no hubiese tomado el camino de realización o despertar. 
Hubo una ocasión en que una niña de 6 años me dijo: "Anoche me visitó una señora de cabello negro largo, y de la nada sacó su mano y la extendió hacia mí mientras su cuerpo permanecia en otro lado. Su mano era real y se estaba extendiendo hacia mí." 
Como madre la situación no ha sido facil, especialmente cuando tu niña de cinco años quiere tener 18 para poder irse de la casa, manejar a dónde guste y que así te diga: "sabes, yo ya sé manejar, me he visto manejando y es sumamente facil, asi que puedo irme a donde guste y no tengo que quedarme aquí, me iré en la noche mientras duermes y no te darás cuenta porque estarás dormida y manejaré en el auto para irme de compras con tu tarjeta." 
¿Qué decirle a una niña de cinco años que ya ha vivido memorias de adulto? Su ansiedad crece aun más cada día. El día que más ha llorado fué cuando le dije:
"No eres un adulto, aunque tengas memorias de adulto, aunque sepas ser un adulto, estas en un cuerpo de una niña y necesitas aprender a ser niña para poder ser adulto. Hay lecciones que aprender, hay maneras de comportarse que si no aprendes ahora, lastimarás a muchos en el futuro. Ahora estas bajo mi cuidado, me elegiste como tu madre, y no te puedo dar todo lo que quieres. Solo puedes aprender tus lecciones en un cuerpo de niña."
Nunca la habia visto llorar con tanta intensidad y tristeza. Siempre ha llorado, melodramatica, exagerada, o con coraje, pero nunca con tanto sentimiento como si le hubieran roto una parte de su cuerpo. Pero algo la hizo entender, y al otro día me dijo: "No te defraudaré, te escucharé y le diré a las hadas del jardín que lo siento por haberme comportado así, perdón a la casa, perdón a ti, y perdón a todos en la familia, fue un accidente". 



Sadhanananda

0