El Super Hombre y el Orden Mundial


Cada vez que escuchamos sobre un orden mundial la gran mayoría reacciona en su contra mas por costumbre que por realmente haber hecho un análisis real sobre el asunto. Todos piensan que las cosas serían peor de las que vivimos diariamente o que no estamos experimentando con gobiernos que no representan el sentir del pueblo.

Realmente el problema de un orden mundial se debe a la idea de que sería un gobierno único que manejara todos los recursos del planeta? Observando esto de cerca utilizando una lógica de eficiencia esto sería la mejor manera de manejar nuestro planeta. Todos tendríamos acceso equitativo a lo que nos ha regalado la madre tierra. Las fronteras desaparecerían y por primera vez seriamos ciudadanos del mundo. Nos podríamos mover de un lugar a otro sin la necesidad de un pasaporte. Entre otras ventajas que en este momento no me vienen a la mente.

Cuando comparamos esto a lo que vivimos hoy realmente un orden mundial es una mala idea? Yo estoy sumamente seguro que si hacemos una comparable ambas sin el factor humano desde un punto de vista lógico armónico y puro un gobierno mundial tendría todas las de ganar.

 Pero en la realidad en que vivimos con el nivel de conciencia que las esferas de poder mantienen sería algo como esto posible. Con todos los prejuicios, percepciones y el sentido de separación con las otras personas, grupos, culturas y países. La respuesta es sumamente simple y es un claro no.

El problema no es el modelo de un gobierno mundial son las personas que pudieran manejar algo como esto, un poder absoluto sobre el planeta y sus habitantes. Ahora bien este problema es solo un problema de los países poderosos? Pues no lo es hoy tenemos una especie de ensayo de esta propuesta de un orden mundial con la Organización de las Naciones Unidas. En esta organización todos los países solo miran por su bien individual y en una minoría de las veces por el bien del colectivo.

Por ejemplo cuando se ha sugerido la eliminación de gases invernaderos muchos de estos países muestran resistencia porque esto lo pondrían a ellos en una situación de desventaja en la economía mundial. En un orden mundial aunque no sería posible que un área geográfica fuera más importante que la otra el mantener ideas de individualidad no harían posible la utilización de sus recursos para el bien común.  

Un orden mundial está muy lejos de ser una solución viable mientras no cambiemos nuestras formas de vivir. Mientras no integremos cabalmente que somos interdependientes que cada cosa que hacemos afecta aquel que está a nuestro lado o más allá. Para lograr esto necesitamos una revolución una gran revolución. La revolución que vale la de nosotros mismo. La de cambiar el hombre que mira frente al espejo. Cuando eso suceda el hombre no tendrá que temer por un orden mundial ya más porque se habrá infiltrado en todas las esferas sociales y habrá nacido del homo sapiens el súper hombre el único capaz de ser toda la expresión del orden universal en la tierra.

0