Cuando se Ama no se necesita el Perdón.



Cuando se ama el perdón está de más. Cuando el amor es puro no existe manera que el amado te pueda lastimar porque no tienen que ver sobre lo que él pueda ofrecerte. Es  tu decisión el mirar por el bienestar y la felicidad del amado. Cuando se ama el sufrimiento se desaparece cuando se entiende que el otro está siendo feliz o en busca de su felicidad sin importar si esta es a tu lado o lejos de ti.

La vida es como es y realmente nada es personal. Cada persona tiene que vivir la ruta de sus experiencias personales. Aunque estemos compartiendo con alguien la experiencia de cada cual sobre esa relación son totalmente independiente. Ninguno de los dos reaccionara de la misma manera bajo las mismas condiciones. Posiblemente en momentos de crisis las personas pueden tomar decisiones que podrían ser traducido por otros como traición pero cuando el amor es una cualidad no ve nada más que una persona tratando de ventilar y encontrarse.  Como dije antes los sucesos de la vida no son personales.

Hace poco tuve que experimentar el alejamiento del cuerpo de mis seres amados por algún tiempo. Dándome una de las mayores experiencias y pivote de cambio que jamás he tenido de manera consiente en mi vida. Fue un tiempo para acercarme más a la totalidad de mi ser.  Fue un tiempo para poder entender que esos consejos que me pidieron amigos en situaciones similares no eran por que no estaba en la situación. La fórmula siempre ha sido la mismo centramiento meditación y aceptación. Esto me trajo resultados sicológicos, emocionales y físicos que de otra manera nunca hubiera logrado. Hay que salir del cuadro para poder observar más allá.

Cuando nos adentramos a nosotros encontramos el amor real nos damos cuenta que no necesitamos al otro para amar solo para expresar eso que llevamos a dentro y que le hemos dedicado. En eso no existe orgullo, la personalidad no puede intervenir porque no es un intercambio, no es un ganar algo a cambio, es un fluir del ser que nos muestra que no existe división entre nosotros solo caminos experienciales diferentes.
Hoy en día estoy nuevamente junto a la familia todo gracias a los pasos tomados en esta situación de crisis. Gracias al entender que al amor es libertad total con alas propias. Que la vida continua y que lo único importante es el presente. Que nada de lo que pesamos que las personas nos hacen es real. Todo está bien todo es perfecto el amar es una oportunidad pero el amor siempre esa accesible. Sentirlo y vivir con el nada tiene que ver con las personas que te rodea. Ellos solo te dan la oportunidad de manifestarlo. 

Amar sin nunca olvidar es el estilo de amor que la personalidad ha creado. Esta manera de amar no es real y esta manchada totalmente por el ego. Si no podemos olvidar significa que nos sentimos traicionado por no recibir eso que sentíamos nos correspondía.  Esta es la vieja forma de relacionarnos, es la vieja forma que nos hemos aprendido en un sistema de intercambio pero que de ninguna forma traerá una tierra llena de amor o paz.

Agradezcamos que hemos descubierto que la paz dentro de nosotros reside en conocer que somos el todo que nada puede tocarnos que amar no depende del otro si no de nosotros. Que cada instante es una oportunidad para expresarlo y que la vida es una para experimental. Dándonos la oportunidad de construirnos y reconstruirnos en la eternidad del amor.
0