LA Ilucion de la Libertad Absoluta



Conversaba con mi colega sobre el título de este blog. Sobre la libertad absoluta que ficticiamente pensamos tener. Creemos que tenemos la libertad de decir lo que queremos pero existen tantas áreas en las cuales estamos restringidos. El primer impedimento el discrimen moral de ciertos grupos y sus sensibilidades a ciertas imágenes palabras conceptos y percepciones. Por ejemplo el sexo explicito en un vídeo pornográfico afectaría la sensibilidad y moral a ciertos grupos de nuestra sociedad. No importa que para algunos es solo un acto natural como el comer y beber. Para muchos el hacer esto de una manera pública es ofensivo y debe ser censurado. La capacidad de difundir esto públicamente es legalmente prohibido y regulado por el gobierne quien es el que regula el individuo y la sociedad.

Nuestra libertad es sólo limitada a lo que millones de ojos y oídos han decidido que sea. Mientras en otros países se pueden exponer realidades tan naturales como la desnudez o las palabras de la calle a vivo color en sus películas, arte y música. Nosotros aún tenemos un cedillo para aprobar y desaprobar esas expresiones cotidianas que no queremos reconocer públicamente. Pero de alguna manera el arte ha tenido la osadía de deslizarse de manera incógnita. Logrando  llevar a galerías reconocidas las más insólitas y hasta insultantes exposiciones para muchos grupos moralistas. En donde círculos de intelectualidad aceptada como superior le alaban su osadía.

Pero trayendo esta libertad de expresión más cerca de nosotros. Nosotros no tenemos la libertad de decir a los cuatro viento lo que pensamos a todas las personas que nos rodean. La descripción verbal o visual de nuestra realidad y la de ellos no siempre están en concordancia. Nuestra moral, visión y ética de la vida muchas veces nos se pueden expresar  totalmente en círculos que comparten ideas parcialmente armónicas con los nuestros. Si nos expresamos abiertamente lo que pensamos podríamos lograr que nos censuren o hasta que nos expulsen de ellos.

El mundo micro del individuo es el que ha creado este mundo macro donde las personas tienen tanto miedo a ser dañados que han buscado la manera de sellar nuestros labios con regulaciones limitando el alcance de nuestra expresión . Aunque exista una constitución que habla sobre la libre expresión. La corte suprema de los Estados Unidos de Norte América ha decidido que nuestra libertad de expresión tiene límites que no es total y bajo cualquier circunstancia. Así que mis amigos vivimos en un sueño de libertad el cual defenderemos por ser un poco más o menos de lo que otros países permiten.

Aunque el nombre del blog seguirá siendo el mismo. Ahora será más real porque se que es una utopía que la libertad absoluta sólo existe cuando dormimos si en el sueño no existe otro personaje moralmente sensible y nos manda a callar en medio de una deponencia de lo que pensamos es nuestra realidad de libertad. Pero dicen que los sueños solo son el reflejo de nuestras frustraciones cuando tenemos los ojos abiertos. Así que espero que la constitución mientras mis órganos descansan sea una verdadera e infalible.
0