Como sanar las memorias





Todos tenemos el poder de reescribir nuestras memorias. Cambiando la forma en que puedes sentir sobre ellas. Nuestras memorias son como una gran página en word donde podemos editar o añadir a gusto. Tenemos el poder de describir nuestra historia a nuestro gusto. Cuando una memoria nos toque podemos observar cómo nos sentimos y decidir en el momento si queremos sentirnos como siempre si queremos recrear el mismo sentimiento de rabia o tristeza o si queremos ver qué aprendimos. Podemos reescribir la historia! Podemos observar recordar que ya no vivimos ese tiempo y dejar ir. Para que recrear una memoria que nos mortifica cuando ya esa situación no existe. Cuando probablemente hemos analizados todos los aspectos de por qué nos hace sentir tan mal. Por qué no mejor añadir un párrafo o dos al documento donde reside esa memoria dentro de nuestra cabeza que pueden ser explicativas, de aceptar que ya nada se puede cambiar y que en este tiempo en este instante somos felices. Porque aunque quizás no lo entiendas la felicidad es estar sereno en calma sin preocupación. Es un estado de paz que vivimos la mayor parte del tiempo aunque confundamos la felicidad con estar en un estado exaltado de admiración, placer o éxtasis. Tenemos el poder de sanar con añadir uno o dos párrafos a esas memorias que merecen ser rescribidas para que sean más placenteras cuando nos topemos con ellas. Namaste!
0