Mantrams Para Dormir Nuestros Ninos



Unas de las tareas cotidianas cuando tiene niños preescolares el momento de irse a dormir. Mucho de nosotros acostumbramos a hacerles cuentos, bailarlas o a cantarles. Técnicas que en sus tempranas edades les ayudaba a relajarse y quedarse dormidas. Pero mientras van creciendo y se van relacionando con el ambiente. La información, la energía y la expectativa van aumentando y apoderándose de su mente. Lo que antes les podía tomar unos 15 minutos a veces se pueden tornar una hora. Así reduciendo nuestro tiempo de relajación, intimidad o practica espiritual. Nosotros solo podemos dar amor si nos damos amor a nosotros mismo y seria imposible sin estos momentos funcionar de manera armónica dentro de una familia.


Pero cuando uno puede ver lo espiritual en todo lo que hacemos a veces las ideas llegan por inspiración. Si nos mantenemos en el centro sin dejarnos afectar por las emociones o la interpretación de pensamientos otro tipo de inteligencia opero en nosotros. Así que una noche en la que las niñas me pidieron que por favor les cantara decidí experimentar con algo que seria beneficioso para ambos.

Entonces me senté entre la cuna y la cama en mi posición divina que es el semi loto y empecé a cantarle una canción de cuna pero al terminar decidí empezar con un melódico Hare Krishna cerrando mis ojos y concentrándome en el entrecejo. Mientras eso ocurría se hacia mas silencioso el cuarto solo se escuchaba los sonidos de las mamaderas cuando las chupaban. Entonces me di cuenta de que esto podía funcionar.

Decidí entonces abandonarme a la practica. Comencé a ser mantras en cada chakra a usar respiración kriya para romper nudos energéticos y elevar la energía a la fontanela hasta que todo estaba tan quieto dentro de mi que me podía olvidar de todo y sentir paz y amor. Cuando sentí que era momento de regresar le di gracias a mi Dios interno con el mantra om namo bagavte vasyu devaja que lo entonaba con todo el amor que me había llenado la meditación y luego abrí los ojos. Las niñas dormían tranquilas y profundas. Yo tenia la paz de Dios conmigo y ella no despertaron hasta al otro día cosa que no es común para ellas.


En otras noches le variaba los mantrams y el tiempo en que los pronunciaba algunas veces solo hacia unos dos minutos y meditaba en silencio. La energía que generaba al parecer las tranquilizaba tanto que se dormían ya que su imperactividad cesaba y su abandonaban la mente con facilidad. Para ellas es mas fácil que para un adulto por que aun no sienten que deben hacer algo diferente que jugar, reír, descubrir y disfrutar la vida. Y tu como haces para dormir a tus niños?

0